Cirrosis Hepatia (hepatopatias)

La mayoría de los pacientes con cirrosis hepática mueren a causa de complicaciones potencialmente mortales en edad temprana. El trasplante hepático es el tratamiento más eficaz para los pacientes con cirrosis hepática.

El trasplante de hígado está limitado a los países desarrollados y aun ahí es difícil de accesar por la escasez de hígados de donantes disponibles, siendo en la mayoría de los países latinoamericanos un procedimiento que sencillamente no está disponible.

En busca de una alternativa terapéutica eficaz ha suscitado un gran interés en los estudios los avances alentadores en la investigación con células madre ya que han abierto el camino hacia el tratamiento de la fase terminal de la enfermedad hepática crónica.